Nuestra queridísima amiga, Adela Estevez Campos: Adeliña, Soprano, solista y fundadora de Madrigalia, allá por el 1988, nos dejó ayer. Su cuerpo, frágil por la enfermedad que arrastraba desde hacía ya muchos años, no pudo resistir el combate contra el Covid. Quienes hemos tenido la suerte de compartir con ella , además de momentos inolvidables, la amistad y el cariño que rezumaba por todo su ser, estamos desolados, tristes y abatidos.

Allá donde estés, canta, Adeliña, canta. Arrulla a todos los que estén a tu alrrededor con tu voz pura y dulce.

Nos has robado un trocito del corazón. Nunca podremos olvidarte. Descansa en paz, querida amiga; y que la tierra te sea leve.

Facebooktwitter